fbpx

KAORUKEL

Soy una amante de la pintura y el dibujo desde pequeña,  las ganas de experimentar con nuevas técnicas artísticas, me llevaron a empezar a trastear con una máquina de tatuar en 2017 tras la insistencia de gente de mi entorno y mi propia curiosidad. Y ahí es cuando me di cuenta que quería que el tatuar fuera mi día a día. En ese mismo año me uní al proyecto de Bulldog Tattoo para inaugurarlo en 2018, junto a Gustavo, y hasta ahora.

Con un recorrido corto, rápidamente he evolucionado aunque manteniendo siempre una filosofía del tatuaje personal, encontrar un sentido y una historia detrás de cada tatuaje que es lo que siempre he tenido en cuenta cundo yo me he tatuado.

Un estilo propio y artístico aunque muchas veces vinculado con el arte japonés. Siempre me ha apasionado dicha cultura, aprendiendo el idioma, viajando al país nipón cada vez que puedo.