fbpx
Image Alt

FAQ

a

Busca un artista que se ajuste al estilo que quieres tatuarte, mirando su trabajo, valoraciones, referencias, que sea profesional y trabaje en un entorno que cumpla todas la medidas higiénico sanitarias. Es importante que siempre haya una buena comunicación para que te asesore

Cada persona soporta el dolor de distinta manera, la sensación también puede  variar según la zona, el tamaño y estilo del tatuaje. Hasta que decidas tatuarte, no sabrás cual es la sensación que te espera! También influyen cosas como el descansar, la alimentación, la menstruación, si se ha consumido alcohol, tabaco o sustancias psicotrópicas.

Es importante que si tienes algún problema de piel, enfermedades o problemas médicos,lo comuniques previamente a tu médico y a tu tatuador,ya que hay enfermedades que hay que tomar precauciones adicionales y otras que dependerá del tratamiento en el que te encuentres.

Tanto cicatrices como estrías, dependerá del nivel de regeneración en el que esté la piel, pero sí se pueden tatuar pasado unos meses a determinar en cada caso.

Se pueden reconstruir, arreglar o tapar, con otro tatuaje. También con un estudio previo de la piel y el tatuaje existente, ya que dependerá del tono, el tamaño y la saturación de la tinta.

Una vez que sales del estudio, es tu responsabilidad el buen cuidado de tu tatuaje con las indicaciones que se te facilitan por el estudio según cada cliente, su tipo de piel, estilo o técnica utilizada al tatuar, y otros factores que determina el tatuador. Sin embargo hay cuidados básicos para todos los casos, como mantener la piel limpia e hidratada -aunque no en exceso para evitar la sobrehidratación- y evitar acciones como las indicadas en “Qué no hacer después de tatuarse”

  • No someter el tatuaje demasiado tiempo al agua y a altas temperaturas.
  • No rascar ni tirar de la piel que se desprende.
  • Evitar el beber alcohol y el humo del tabaco, al menos durante los primeros días.
  • Evitar meterse en piscinas, playas, saunas, ni tomar el sol o rayos UVA.
  • En casa no cubrir la zona con plástico (film). Es una pequeña herida y tiene que transpirar.
  • No excederse con la hidratación.
  • Evitar exponer el tatuaje a pelos de animales, polvo o cualquier elemento que pueda quedar adherido a la piel, así como productos que no sean específicos para el cuidado del tatuaje -como cremas hidratantes no recomendadas, vaselinas, maquillajes, etc.

La edad mínima para tatuarse es de 16 años y para ello debe ir acompañado de padre, madre o tutor legal, presentando ambos el Documento de identidad, el cual debe firmar el consentimiento de manera presencial el día de la cita.

Un tatuaje, como cualquier herida, es propenso a infecciones, por eso es necesario prestar atención a los cuidados. Si tras consultarlo con tu tatuador se ve indicios de infección, debes acudir al médico sin postergarlo para que te recete el medicamento adecuado según el grado de infección -por eso es importante que se comunique lo antes posible). Evita automedicarte.

Evita consumir alcohol, drogas, medicamentos antiagregantes (como aspirina) y cualquier contacto con la piel de productos abrasivos o que puedan dañar la piel.

Es importante alimentarte bien, hidratar la zona con una crema humectante, rasurarte la noche antes evitando cortes o arañados, descansar y dejar los nervios en casa .

Sí puedes tatuarte en verano siempre y cuando sigas unas instrucciones específicas. A día de hoy existen cremas para el cuidado y curación del tatuaje con protector solar (pregunta a tu tatuador). Es imprescindible en el proceso de curación, a parte de los cuidados habituales del tatuaje, no meterse en piscinas, playas, saunas; evitar el exceso de sudoración ni tomar el sol o rayos UVA, etc.

Una señal es tanto para reservar el día que acuerdes tatuarte como para empezar a trabajar en el diseño de tu proyecto. Ten en cuenta que ese día es para ti, si no vienes se pierde la posibilidad de atender a otra persona y por otra parte dedicamos esfuerzo y horas a crear algo que te guste.